Dentro de la extensa gama de complicaciones en la que Patek Philippe se ha impuesto con gran virtuosismo, el cronógrafo siempre ha desempeñado un papel preponderante. La referencia 5172 es una reinterpretación del modelo 5170 creado en 2010 y que tuvo la peculiaridad de ser el primer cronógrafo de arquitectura clásica para caballero totalmente desarrollado y fabricado por Patek Philippe. Con una nueva caja de oro blanco totalmente pulida, con pulsadores “guilloché” y asas con tres molduras, este modelo presenta un toque vintage evidente que se ve acentuado por un cristal de zafiro abombado tipo Box claramente realzado con respecto al bisel.

La esfera también luce un rostro nuevo con un fondo azul sobre el que destacan cifras arábigas aplicadas de oro blanco con agujas puntiagudas tipo bastón y aguja de cronógrafo arenada. La minutería se presenta con escala taquimétrica calcada en blanco a lo que se añaden dos escalas “ferrocarril” del segundero pequeño y del contador 30 min. Todo ello garantiza una perfecta legibilidad.

El calibre cronógrafo CH 29-535 PS se distingue por su arquitectura tradicional hecha de rueda de pilares, embrague horizontal y cuerda manual que combina seis innovaciones patentadas como los perfiles dentados optimizados, mejor ajuste de penetración de los engranajes o martillos de puesta a cero autorregulables. Su estética y sus acabados refinados pueden verse a través del fondo de cristal de zafiro.

Esta nueva referencia 5172G-001 de oro blanco se lleva con una pulsera de piel de becerro cosida a mano, de color azul marino a juego con la esfera.

Imágenes de  © Marta Vidal.