Uno de los eventos que mayor revuelo ha causado a lo largo de toda la historia de Giménez Joyeros es el lanzamiento de una edición especial de Franck Muller durante la Copa América de 2007.
Aquella iba a ser la única vez -y de momento, lo sigue siendo- que la esfera de un reloj manufacturado en Ginebra incorporaba la palabra ‘Valencia’. Se realizó una gala fantástica, en el Puerto de Valencia, en la base del Desafío Español; a ella acudieron célebres personajes como el torero José Mª Manzanares, la modelo Laura Sánchez y Rafael Medina, entre otros. Se realizó una serie limitada y se ofreció el nº1 a Juan Carlos I, el nº2 al actual monarca español, su majestad Felipe VI; el nº 3 al sr. Galán, Presidente de Iberdrola; y el nº 4, propiedad de Giménez Joyeros. El resto de ejemplares fueron vendidos, aunque aún existen tres modelos que sin duda ya pueden catalogarse como pieza de coleccionista.